Teléfono porno de dominatrix

Si estabas buscando el teléfono porno de dominatrix verdaderamente viciosas, estás de enhorabuena… Las amas que dan sus servicios a través de nuestras líneas saben tratar a los esclavos muy guarros, como tú, hasta volverlos completamente sumisos y dominados bajo su voluntad. Ellas disfrutan tanto como tú, porque están en esto por vocación.

Te presentamos a Ama Karla, una exuberante murciana que ronda los treinta años. Tiene una larga melena negra y un enorme par de tetas que atrae todas las miradas. Sin embargo, como domina, Ama Karla es especialista en los juegos fetichistas. Le encanta ver a un hombre sumiso humillado a sus pies, lamiendo sus bojas de cuero primero y luego chupando sus dedos un por uno.

803 353 278

El precio máximo por minuto de esta llamada es de 91 céntimos de euro si llama desde un teléfono fijo y de 1 euro y 27 céntimos de euro si llama desde un teléfono móvil, impuestos incluidos. Este servicio para adultos reservado a mayores de 18 años está prestado por SOLAIKA SRL. APARTADO DE CORREOS 57204. 28223 MADRID

Llama a nuestro teléfono porno de dominatrix y córrete en dos minutos

Ama Karla también es aficionada a los juegos escatológicos. Obliga a sus esclavos a rebozarse en su orina y sus heces, y les obliga a degustar sus propios excrementos y a describirle su sabor. Y cuidado con vomitar, o te hará tragártelo todo de nuevo entre golpes de fusta. Como ves, el sexo telefónico con Ama Karla no es para principiantes.

Así que ya lo sabes. Si buscas una ama morena por teléfono barato que no se anda con chiquitas, Ama Karla es tu ama. Si por el contrario buscas algo más soft, no te preocupes; entre nuestras amas encontrarás toda la gama de posibilidades que puedas imaginar. Eso sí, siempre buscando tu satisfacción total.

No te quedes con las ganas de probarlo, y recurre a este número para masturbarte con todas las de la ley. Puedes llamar a este servicio de teléfono porno de dominatrix en cualquier momento del día o de la noche. Sin incrementos en nuestra tarifa y pudiendo pagar con tarjeta, si lo prefieres, para tu mayor comodidad.